VÍCTOR MANUEL
5O años no es nada

PRESENTACIÓN MADRID

Hace algo mas de un año presentamos a la prensa 50 años no es nada. Todo estaba entonces por hacer pero el 12 y 13 de Septiembre en Oviedo la magia se derramó por el escenario de La Ería. Canté con amigos muy queridos y de talento artístico demostrado. Ya sé que es posible, que puedo hacerlo. Por eso vamos a repetirlo en Madrid. Ojalá volvamos a juntarnos todos los que cantamos en los otros conciertos aunque se que es improbable, lo iremos viendo con el paso de los días.

Si aquellos conciertos fueron una fiesta, este 13 de febrero no va a ser menos. Cuando nos juntamos tantos compañeros, siempre me sorprende las ganas que tenemos de estar juntos y lo poco que lo hacemos. Estamos llenos de anécdotas, de experiencias, deseosos de contarlas y esos días cristalizan todos los afectos y podemos decirnos de cerca lo mucho que nos apreciamos y alegrarnos de los éxitos del otro que siempre es mejor que alegrarse por correo o por teléfono.

Al final de aquellos conciertos cuando todos regresamos a nuestras casas, ellos, se que estaban contentos por haber festejado mis 50 y por mi parte, de subidón al comprobar una vez mas el afecto de la profesión. Eso si, después de tanta actividad, teniendo que tener cabeza para ponerla en muchos lugares a la vez y tomar decisiones que solo tu puedes tomar, los días que siguieron fueron desasosegantes, no sabía que hacer conmigo mismo, deambulaba como perro sin amo, ni escuchaba música ni leía… Poco a poco fui entrando en las rutinas.

En Madrid me instalé en 1964. Quería ser un cantante que escribiera sus canciones. No sabía cantar. Tampoco escribir canciones que merecieran la pena. Tardé cuatro años en descubrir como hacerlo, en encontrar mi estilo. Después, cientos de canciones me trajeron hasta aquí. Algunas están bien, volvería a escribirlas, otras no. Cuando estás componiendo te falta perspectiva, espíritu crítico, distancia, sobran urgencias, casi todo lo que escribes te parece bien, luego pasan los días, los meses, los años, las décadas…

Aquí en Madrid, como canté en una canción “al pie de un medio río, medio seco, planté mi casa…”, tengo mujer, hijos, nietos, amigos, mas toda la gente que se va desgajando de ese tronco pero que nunca se van del todo… Que siguen en mi porque nunca borro sus números de mi agenda cuando desaparecen.

Será inevitable esa noche mirar hacia atrás, recordar una ciudad distinta, mucho más abierta, más arriesgada y sobre todo, con un futuro tan abierto como incierto. Las incertidumbres se han ido concretando en estos últimos años y a día de hoy van ganando los malos de todos los colores.

La primera vez que Ana y yo cantamos en ese espacio, ella estaba embarazada de Marina que esta noche estará haciendo coros y su hermano David que dirige la banda andaba por el escenario ayudando a recoger cables, tenía siete años. Ese día grabamos nuestro primer disco en vivo (1983). O aquellas otras fiestas de San Isidro con Tierno Galván en primera fila que al acabar el concierto vino por detrás del escenario para decirme “dales caña, dales

caña y canta otra vez lo de aquí cabemos todos o no cabe ni Dios”. O el estreno de “La Puerta de Alcalá” en el 86. O el “Mucho mas que dos” del 94 con Pedro Guerra y Javier Alvarez de teloneros. O el homenaje a Dolores Ibarruri o a los Brigadistas Internacionales. Madrid que bien resistes…

El repertorio será muy parecido a los otros conciertos y al CD-DVD que grabamos. No pueden faltar “Planta 14” “El abuelo Vitor” “Ay amor” “Solo pienso en ti” “Quiero abrazarte tanto” “Soy un corazón tendido al sol” “Contamíname” “La madre” “La Puerta de Alcalá” “Canción para Pilar” “Adonde irán los besos”…hasta completar dos horas y media mas o menos que a los espectadores de Oviedo les pareció corto aunque no había un lugar para sentarse.

Los arreglos y la dirección son de David San José que además cantará conmigo “Bailarina”. También quiero que colaboren músicos con los que he trabajado media vida como Andreas Prittwitz, Mariano Díaz, Antonio G. De Diego…

La vida me ha regalado amigos, afectos, familia y canciones que están en el disco duro de mucha gente. Todo esto me ha permitido celebrar estos 50. Creo que aún me faltan canciones por componer y cantar.

El 13 de febrero en Madrid nos celebramos. Hablo en plural porque no voy a estar solo. Espero estar rodeado de miles porque como decía más arriba, tengo muchos amigos a los que admiro y quiero, amigos que cuando les llamo vienen, cuando me llaman voy.

btt